sábado, 28 de septiembre de 2013

Trucha a la navarra...

Si hay un plato que sirve de bandera a la Comunidad Foral de Navarra estaría por apostar que es la "trucha a la navarra". Amén de sus verduritas, por que ¡menuda huerta la de la Ribera Navarra!. Pero la verdura para la próxima receta...
 
Un plato sencillo, nutritivo y de ejecución rápida: trucha y jamón, punto. Aunque siempre hay variantes. Algunos le ponen cebolla, otros unos piñones o almendras tostados...
 
Hoy, como estamos a "dieta", la voy a preparar de una forma algo especial, aunque manteniendo la personalidad de la receta. Espero que no se me enfaden mis amig@s navarros...
 
 
¡Gora San Fermín!.
 
Ingredientes (4 personas):
 
2 truchas
50 gr. de jamón ibérico
1 cebolla blanca
100 gr. pimientos del piquillo (ya asados)
Sal común
Aceite de oliva virgen extra
 
Preparación:
 
Comenzamos pelando y cortando la cebolla en juliana. La colocamos en una sartén con seis cucharadas de aceite de oliva, sazonamos y confitamos a fuego lento hasta que esté dorada (entre 20 y 30 minutos) moviendo de vez en cuando. Reservamos.
 
 
Por otra parte abrimos la lata de pimientos del piquillo, los picamos e introducimos en el vaso de la batidora.
 
 
Añadimos dos cucharadas de aceite y trituramos a máxima potencia hasta conseguir una emulsión fina. Reservamos.
 
 
Como yo suelo tener en casa algún que otro taquito de jamón, pues no me cuesta mucho cortar unas lonchitas finas y unos taquitos (también se le puede pedir a nuestro charcutero que nos saque unas lonchitas finitas). Los pasamos por una sartén caliente, sin aceite, vuelta y vuelta. Reservamos.


En cuanto a la trucha, le diremos a nuestro pescadero que nos saque los dos lomos, retirando la espina central.
 
 
También le podemos decir que nos quite la piel, pero si se os olvida como a mí, con la ayuda de un cuchillo bien afilado, sujetamos por la cola y vamos pasando el cuchillo para irla retirando.
 
 
Lavamos los lomos y secamos en papel absorbente.


Comenzamos enrollando el lomo por la cola hacia la parte superior (cabeza), y al llegar a la mitad sujetamos el envuelto con un palillo.

 
Los colocamos en un plaqué de horno con unas gotas de aceite. Sazonamos e introducimos durante diez minutos en el horno precalentado a 180º C.

 
Pasado este tiempo sacamos del horno y emplatamos.

 
Presentación:

En un plato llano colocamos en el fondo una cucharada de la emulsión de pimientos del piquillo y hacemos un círculo con la cuchara. Encima la cebolla confitada. Terminamos con un lomito de trucha y una loncha crujiente de jamón ibérico.

Trucha a la navarra...

¿Qué os ha parecido?. Lleva todos los ingredientes pero un poco a mi manera. ¡A ver que me dice mi Doctor...!. Sana, ligera y con poquita grasa.

 

8 comentarios:

  1. El doctor no te va a decir nada se la va a comer directamente y punto porque esta buenísima aparte de preciosa!! Besines!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana.
      También la presento a un concurso "ME LO DIJO MI DOCTO", que ha organizado Sabor en cristal. ¡Anímate a participar!.

      Eliminar
    2. ¿Ana?. En quién estaría pensando Helena...
      ;-)

      Eliminar
  2. Perfecta!!!! todo lo que haces es maravilloso!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola: muchas, pero que muchas gracias.
      Me vas a poner "colorao".
      :-)

      Eliminar
  3. Que gran tierra Navarra, si señor! Hoy voy de pescados, jeje...asi la trucha a la navarra no la he comido pero no me voy a quedar sin, ;)
    Besinessss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena tierra, si señora.
      Realmente no es trucha a la navarra, sería "trucha a mi Navarra", jejeje. No está frita y además le falta la piel crujiente, pero es muy saludable...
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Pues mejor me lo pintas, encima de rica, mas saludable si cabe!!! ;)
      Besines

      Eliminar