domingo, 3 de marzo de 2013

Codornices con pétalos de rosa (y algo más...)

Este mes de marzo de 2013, Tara ha propuesto que en el grupo "Tarareando en la cocina" preparemos una receta relacionada con una película, y que propongamos que plato puede irle bien y el por qué de nuestra elección.
 
Llevo dándole vueltas unos días y aunque se me han ocurrido varios platos que podrían ir a varias películas, creo que lo mejor es hacer una adaptación de uno que llevo tiempo pensando...
 
Seguro que nada más que os diga el título de la película (o del libro en el que está basada ésta) os vendrán a la cabeza varios platos pues el guión (la novela, en definitiva) gira en torno al amor y a la cocina. Sí, se trata de COMO AGUA PARA CHOCOLATE, una película mejicana dirigida por Alfonso Arau en el año 1992 basada en el libro del mismo título de Laura Esquivel.


¿Por qué he elegido este plato?. Por amor.
 
La cocina es amor y este plato es lo que busca, el amor. Un amor prohibido, un amor imposible que trata de alcanzar a través del mágico mundo de la alquimia, la combinación de sabores y sus consecuencias..., en definitiva, "afrodisíaco", aunque, si bien la cocina es una parte importante en este menester, no es menos cierto que sin nuestros sentidos, sin nuestra sugestión, no sería lo mismo...
 
 
Pues nada amig@s, esta es mi versión de la receta de codornices con pétalos de rosas. Espero que guste. Os aseguro que está rica, rica. Para lo demás... ponedle imaginación...
 
Ingredientes (4 personas):
 
4 codornices (unos 175 gr. c.u.)
25 gr. de pistachos
25 gr. de almendras crudas
2 gr. de anisillos verdes
15 gr. de pétalos de rosas
150 cc. de vino de Jerez (oloroso)
2 dientes de ajo (15 gr.)
1 limón
1 lima
1 bulbo de hinojo
1 cucharada de miel de romero
Sal común
Aceite de oliva virgen
Aceite de sésamo
Semillas de sésamo (ajonjolí)
 
Preparación:
 
Aunque aparentemente la receta pueda parecer laboriosa, os aseguro que con los resultados obtenidos merece la pena, a todos los niveles sensoriales, invertir un poco de tiempo, y si no recordad el vídeo anterior en donde catalogan a este plato como un PLACER DE LOS DIOSES... ¡Merece la pena!
 
En esta receta he optado por dar dos tratamientos distintos a las codornices, por una parte las preparamos enteras (como en la película) y por otra, en cuatro cuartos cada una, para una presentación final distinta. en cualquier caso el procedimiento es el mismo y veréis en las fotos que lo he preparado todo al mismo tiempo.
 
Empezamos quemando plumas y plumones de las codornices con la ayuda de un soplete de cocina.


Luego las lavamos, secamos y procedemos a bridar dos de ellas y a separar las lechugas y muslitos de las otras dos.

 
Con las carcasas de las codornices preparamos un caldo, dorando éstas en una cazuela con aceite de oliva junto con un bulbo de hinojo. Cubrimos con agua y dejamos hervir durante 30 minutos. Pasado este tiempo retiramos las carcasas, colamos el caldo y reservamos.

 


 
Con el bulbo de hinojo y 100 gr. de mantequilla, preparamos una crema pasándola por la batidora. Pasamos por un chino y reservamos.

 
 
Por otra parte preparamos un majado con la mitad de los pistachos, la mitad de las almendras y la mitad de los anisillos verdes.

 
Introducimos las codornices en un recipiente y le añadimos la ralladura de un limón y de una lima, el majado de frutos secos y anises y el vino oloroso. Sazonamos, envolvemos bien y dejamos reposar en el frigorífico entre 15 y 24 horas.

 
Pasado este tiempo, sacamos las codornices y las limpiamos del adobo. Colamos el vino y reservamos el majado.

 
 
Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva y freímos ligeramente las codornices. Reservamos.

 
 
Colamos el aceite donde hemos frito las codornices, añadimos una cucharadita de aceite de sésamo y pochamos suavemente los dos dientes de ajos, a los que previamente habremos retirado el germen (o porreta).

 
 
Una vez dorados, incorporamos una picada que habremos hecho con el resto de pistachos, almendras y anises que no utilizamos en el adobo, junto con los pétalos de rosa.

 
 
Envolvemos todo, sofreímos ligeramente (un par de minutos) y añadimos el majado que habíamos colado del adobo. Dejamos sofreír un par de minutos más e incorporamos una cucharada de miel. Envolvemos el conjunto.

 
Añadimos el vino donde habíamos adobado las codornices. Subimos el fuego y dejamos que evapore el alcohol (como un minuto).

 
Pasado este tiempo incorporamos las codornices (las bridadas y las troceadas), cubrimos con el caldo y dejamos que rompa a hervir.

 
Cuando rompa a hervir bajamos el fuego al mínimo, tapamos y dejamos cocer durante 20 minutos.

 
Pasado este tiempo retiramos las codornices y pasamos por la trituradora el caldo de cocción.



Pasamos por un chino para que quede más fino y volvemos a poner en  la sartén junto con las codornices. Dejamos cocer 10 minutos más.

 
 
Listo.
 
Presentación:
 
En un plato llano colocamos en el centro una de las codornices que habíamos hecho enteras, la desbridamos y napamos con la salsita. A un lado un poquito de puré de hinojo caliente y unos pétalos de rosa. Terminamos con unas semillas de sésamo tostadas.

Codornices con pétalos de rosas (y algo más...).
 
En caso de que optemos por la codorniz troceada, disponemos en el centro las pechugas y a los lados los dos muslitos y una quenelle de crema de hinojo calentita. Napamos con la salsa y terminamos con unas semillas de sésamo y unos pétalos de rosa recién picados finamente.

Codornices con pétalos de rosas (y algo más...).
 

 
 
 
 

27 comentarios:

  1. elpucherodelabruja3 de marzo de 2013, 17:28

    Una introduccion de profesional y la receta maravillosa.
    Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Una receta fantástica, una razón inmejorable para hacerla y una película de lo más bonita. Te has lucido con ella, y la presentación de lo más afrodisiaca. Te felicito por el reto...

    ResponderEliminar
  3. Una receta estupenda igual que el libro y la película. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. FELICIDADES por la receta!!
    el paso a paso genial!!!
    bss

    ResponderEliminar
  5. Una película preciosa y que decir de tu receta, deliciosa, impactante y con una presentación increíble!!!!
    Me ha encantado la entrada, muchas gracias por unirte al reto!!
    Un beso!!! :)

    ResponderEliminar
  6. fantastica esa receta y la presentacion de lujo


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que con un poquito de ná, se conquista el corazón..
      ;-)

      Eliminar
  7. Una película maravillosa, como tu receta. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Un plato para una mesa de lujo.
    Que pase buen día a pesar del gobierno.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sabores increibles.
      El tema "afrodisíaco" más es sugestivo que otra cosa, pero rico, rico, rico.
      OJO: no pasarse con el anís...

      Eliminar
  9. Jolín José es que te superas día a día, que buena pinta por Diossss, la película me encantó, y esas codornices prometen, y por la imaginación, a mí no me falta...........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La imaginación al poder...
      ;-)
      Muchas gracias Mayte.

      Eliminar
  10. Hola Jose buenos dias tienes un premio en mi blog para que pases por el felicidades¡¡¡ http://hoycocinashey.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Imprecionante, suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  12. Sí que es laborioso el plato... pero el resultado es espectacular.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, resulta algo laborioso, si, pero el resultado es más que satisfactorio.
      Puede reducirse el proceso si hacemos el sofrito de la picada de frutos secos y rosas, se tritura y posteriormente se añaden las codornices para que se guisen en él.
      Saludos.

      Eliminar
  13. Una receta maravillosa como la pelicula, muy buena elección y un explicación estupenda que invita ya a ponerse con la receta.. Felicidades!

    ResponderEliminar