sábado, 23 de febrero de 2013

Cremoso de patata con morcilla de Teror, mojo rojo y huevo poché

Una fusión de la cocina canaria: de los típicos huevos fritos con patatas y morcilla o chorizo, pasamos a esta elaboración, algo más suave para nuestro paladar.
 
Espero que os guste.
 
Ingredientes (4 personas):
 
1 kg. de patatas blancas (a ser posible tipo "quinegua")
1 morcilla dulce de Teror
4 huevos de codorniz
2 huevos de gallina
25 gr. de mantequilla
100 cc. de nata líquida o leche
Sal común
Aceite de oliva
 
Preparación:
 
Empezamos por la morcilla, para ello retiramos la piel y nos quedamos con el bodrio. Lo cortamos en rodajas y salteamos a fuego lento en una sartén con una cucharadita de aceite de oliva.
 
 
 
 
Ayudándonos de una cuchara de madera vamos aplastado la morcilla y envolviéndola para que quede hecha y suelta a la vez. Retiramos del fuego y reservamos.
 
 
Para preparar el puré cremoso de patata, lavamos y pelamos las patatas; y las cortamos en trozos medianos.
 
 
Las ponemos en una cazuela con agua y sal y las dejamos que hiervan hasta que estén cocidas, que, dependiendo de la calidad y tamaño de la patata, será en torno a los 20-30 minutos.
 
 
Retiramos el agua de la cocción y pasamos las patatas por el pasapuré.
 
 
Incorporamos dos huevos enteros (solo clara y yema, la cáscara no, jejeje), la mantequilla y la nata líquida.
 
 
Con la ayuda de un tenedor envolvemos bien todo hasta formar una pasta cremosa. Reservamos.
 
 
Mientras que se cocían las patatas, hemos cogido los huevos de codorniz y los hemos abierto por un extremo. Hemos puesto agua a hervir y los hemos ido introduciendo de uno en uno, con un poco de vinagre para conseguir un huevo "poché", cociendo en torno a un minuto en el agua hirviendo. Como con esta operación terminamos antes que con la patata, mientras que esperan los dejamos esperando en agua.
 


 
En cuanto al mojo rojo, ya lo hemos hecho en otras ocasiones, para ver la receta pincha aquí.
 
Presentación:
 
En un plato hondo colocamos la crema de patata. En el centro la morcilla de Teror y por encima de ésta el huevo de codorniz poché. Alrededor, y formando un círculo, el mojo rojo.
 
Cremoso de patata con morcilla de Teror, mojo rojo y huevo de codorniz poché.
 
 
Listo para comer.
 
 
 
 
 
 
 

4 comentarios:

  1. uhmmmm un plato de los ricos , de los que me gustan


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Impresionante..................un bico

    ResponderEliminar
  3. La morcilla de Teror no la probé cuando estuve en ese estupendo pueblo, pero el chorizo sí, y flipé. Estupenda receta!

    ResponderEliminar