martes, 18 de septiembre de 2012

Melón con tres caviares

Le he estado dando un montón de vueltas a la cabeza para saber que receta hacer, que mereciera la pena, con el melon de producción ecológica que me regaló Rodrigo de la Calle...
 
No os creáis que ha sido fácil. Como ya dije en la entrada en la que hice referencia a su restaurante: buen producto y mejor Maestro.
 
Había que estar a la altura. Y yo no se, lo he intentado con esta sencilla receta...
 
Espero que os guste.
 
Ingredientes (4 personas):
 
1 melón de producción ecológica de la huerta de Seseña
50 gr. de huevas de arenque (AVRUGA)
50 gr. de "perlas" de limón y pimienta (COCKTAIL PEARLS)
50 gr. de huevas de salmón salvaje (TRANSSIBERIAN)
4 pepinos baby dulces
Hojas de zanahoria
 
Preparación:
 
Lavamos la cáscara del melón, secamos con un trapo y cortamos varias rodajas a lo largo.
 
 
Retiramos las pepitas , las lavamos, secamos y reservamos hasta que se sequen al aire para otra preparacion.

 
De cada porción, con la ayuda de un cuchillo, retiramos la cáscara.

 
Cuadramos la porción y cortamos en dados del mismo tamaño.

 
Ya está. ¡Diréis que tiene complicación!. Lo dificil viene ahora... Abrir los latas de huevas...
 
 
Presentación:
 
Colocamos las porciones de melón en unas cucharas y vamos colocando en la cara superior una rodajita fina de pepino dulce y una cucharadita con cada una de las huevas elegidas.
 
Terminamos decorando con unas hojitas de zanahoria u otro tipo de brote que tengáis.
 
¡A disfrutar!.
 
Melón con tres caviares: de arenque, cítrico y de salmón salvaje.
 
 
NOTA 1: he utilizado unas huevas de arenque (transformadas), AVRUGA. Me gustan por su tamaño y textura firme (aunque sin duda alguna está mejor el de esturiones procedentes del mar Caspio... jejeje). Le aportan un sabor a pescado suave, no están muy saladas. Para mi, en este plato, las primeras a degustar.
 
NOTA 2: en cuanto a las "perlas" de limón y pimienta, se basan en la tecnología de la "esferificación". Una explosión de sabor en la boca que limpia y prepara el paladar para el siguiente bocado. A mi gusto, debe de tomarse entre la cuchara con avruga y la siguiente con huevas de salmón salvaje.
 
NOTA 3: finalmente unas huevas de salmón salvaje, de procedencia rusa. Buenísimas, con un sabor a pescado muy potente, para nada desagradable, muy untuosas... Sin duda alguna para terminar el aperitivo. Aunque si queremos continuar con otro, igual es mejor degustar primero el arenque, luego éstas de salmón y, finalmente, para limpiar la boca, las cítricas. A vuestra elección...
 
 
 
 
 
 

24 comentarios:

  1. Un aperitivo delicioso, para disfrutarlo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Romero! Unos entrantes sencillos y exquisitos :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gisele.
      Mucho sabor, mucho contraste.
      ¡Muy ricos!.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Me gusta tanto o mas que la receta la expoliación y las sugerencias, como siempre acertado en una simple elaboración pero eso si meditada en los contrastes de sabores, por cierto las cucharas que te las ha doblado Anthony Blake?, un abrazo hermano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Carlos.
      ¡Ah!, el doblador fué Uri Geller, que le invité junto con José María Íñigo...
      ;-)

      Eliminar
  4. que entrante mas bueno¡¡¡¡¡me gusta muchooooo

    ResponderEliminar
  5. Eso se llama cocina sencilla con mucha inteligencia. Ahora lo vemos muy fácil, pero seguro que a nadie se le ha ocurrido la recetita...

    Saludos genio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Malagueto.
      Ya en su día preparé una sopa de melón con caviar, que estaba también muy rica.
      Saludos.

      Eliminar
  6. ROMERO, te superas día a día, yo ya no sé qué decirte... que sigues siendo un artista como la copa de un pino!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maricruz.
      ¡Tú si que vales!.
      Kisses.

      Eliminar
  7. Una buena combinación de sabores y muy sugerente la presentación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado las huevas me encantan tuve la suerte de traerme una lata grande de caviar cuando estuve en Rusia y lo disfrute como nadie, hay que reconocer que estas huevas son un aperitivo muy sugerente, las de salmón tambien muy ricas, lo que no sabía es que vendian las de citricos ya esferificadas por que no es muy cómodo hacerlo en casa... Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué rico el caviar ruso!
      Las de salmón salvaje están para ponerlas un piso, jejeje. Te/os las recomiendo.
      Gracias Helena.

      Eliminar
  9. Muy original! Con una presentación excelente! Buen blog! Me quedo!

    ResponderEliminar
  10. Buena propuesta donde prima la materia prima, sí señor.

    ResponderEliminar