miércoles, 15 de febrero de 2012

Restaurante SOY: amor y respeto a Japón...

Hace mucho que no hacía alguna entranda con referencia a restaurantes a los que voy... Ya sabéis que no soy crítico, tan solo hablo de lo que me gusta, no es mi trabajo (ni mi intención) comentar "alegremente" el esfuerzo de personas que arriesgan su tiempo, su familia, su dinero, sus ilusiones...

Por fin he conseguido comer en el restaurante japonés SOY, y no me extraña, os cuento.



El restaurante es pequeño, ¡que digo pequeño!, estoy exagerando, ¡extremadamente pequeño! (no en espacio, si no en mesas: solo para unos 20 comensales); pero eso es bueno y demuestra lo que Pedro Espina piensa, siente y desea de su restaurante. A las pruebas me remito pues lo traduce en sus platos.

Si no habéis ido todavía y no me creéis tan solo hace falta pasearse por sus páginas web para darse cuenta de lo que estoy diciendo.

www.pedroespina.es
www.soypedroespina.com

Mucha pasión pone Pedro en sus platos, y mucha tradición y respeto al producto y a la cultura japonesa. Ha sido una verdadera delicia el disfrutar hoy de lo que hace con sus manos y por eso quiero compartirlo con vosotr@s.

Aunque la carta es buena y contempla una gran variedad de platos de la cocina nipona (sopas, ensaladas, sashisakana, sashimi, sushi, niguiri, makisushi, o-shojuki, teriyaki y tempura), nos decantamos por el menú degustación, a fin de recorrer toda la carta y, especialmente, los platos recomendados por Pedro.

Este ha sido el resultado.

Empezamos con un aperitivo que consistió en una pelota de pescado con una salsa de soja.


Después continuamos con un entrante del chef, que hoy era una ensalada de algas, pulpo, mejillón y langostino con una espuma de cítricos. ¡Espectacular!, especialmente la espuma dando armonía e integración al conjunto.


Pasamos a la aleta de rodaballo, servida en una terrina en gelatina de dashi con masago verde y algas. Un plato espectacular en la boca, tanto de textura como de delicado sabor.


Fundamental en la cocina japonesa el atún. Pedro nos presenta un tartar de atún, semipreparado, para terminar el comensal en mesa, envolviendo uno mismo la yema de codorniz con el atún y las huevas. Simplemente delicioso, apareciendo un ligero toque de wasabi que realza el plato.


Antes del sushi, y para acompañarlo, se sirve una sopa al vapor (dobin-mushi), muy caliente y de delicado sabor a base de pulpo, langostinos y anémonas. Se termina de preparar en mesa exprimiendo un gajo de lima en la sopa, dejando que repose un par de minutos y sirviendo poco a poco en la tacita al efecto. Por cierto, no os dejéis de comer los ingredientes (pulpo, langostino y anémona) pues están riquísimos.


Inmediatamente después se sirve el sushi variado del chef: dos niguiri, uno de pez mantequilla y otro de langostino con crunch; un negi-maki de toro (ventresca de atún) y un "híbrido" entre maki y niguiri de anchoa en salazón con meshi, aguacate y masago naranja.


Y el último sushi, servido aparte, es un delicado maki hecho con hoja de soja, anguila y un toque crunch. ¡Exquisito!.


Otro plato clásico de la cocina japonesa es la tempura. Un platito con una pinza de cangrejo, pollo y pimiento verde, en una tempura muy fina, nada grasienta, crujiente...


Y terminamos la parte salada del menú degustación con un teriyahi de foie. Dos escalopes de hígado de pato a la plancha sobre cebolla caramelizada y unas tostas crujientes de pan.


El postre, haciendo honor al día, un corazón helado con dos nubes y sirope de menta.


La comida la acompañamos de un vino blanco D.O. Rueda, Belondrade y Lurton, con carácter y personalidad propia para aguantar todos los platos pero sin enmascararlos. ¡Buen maridaje!.


Terminamos con café y té verde, y unas copitas de licor de ciruelas.



Amigos, no hay dos turnos, hay pocas mesas... ¡Reservad con tiempo!, ¿verdad que merece la pena?.

Gracias Pedro por compartir hoy con nosotros tu sueño, fruto del resultado de muchos años de trabajo, ilusión y fuerza. Ver tu sueño hecho realidad a través de tus manos.

Volveremos por que, a lo largo de toda la comida, aún estando en la cocina, has hecho mención al nombre de tu restaurante, has estado a nuestro lado... "SOY".

5 comentarios:

  1. Sin duda iremos a probarlo, si tu lo recomiendas,sera bueno.
    Gracias amigo

    ResponderEliminar
  2. Es una asignatura pendiente, ser comensal de un buen restaurante Nipon en España, el que cita y visto el menú me parece muy interesante para tenerlo en cuenta.
    El menú espectacular y por lo que leo muy sabroso

    ResponderEliminar
  3. Jose tienes que hacer más entradas sobre restaurantes. La verdad es que se agradece un montón, sobre todo para la gente que no vivimos en Madrid. Todos los platos tienen una pinta estupenda. Lo tendré en cuenta cuando vaya para allá.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego me lo anoto en el listado de sitios pendientes.

    ResponderEliminar
  5. En el barrio y sin conocerlo!! Tiene buena pinta, lo apunto.

    ResponderEliminar